Saltar navegación e ir directamente al contenido

te interesa

Te encuentras aquí, dentro de la estructura del web

La teoría de la relatividad, la miopía y el efecto mariposa

Twitter

Business & Media Advisors

Business & Media
twitter.com/biznmedia

Suscríbete a nuestros artículos

La teoría de la relatividad, la miopía y el efecto mariposa

Hoy leía dos noticias casi al mismo tiempo y con un alto grado de paralelismo. La diferencia fundamental, al menos en el corto plazo, era el orden de magnitud, sin embargo otro parámetro oculto compensaba con creces a ésta.

Y es que África seguirá siendo África y Europa, Europa. "Más de 100 muertos en Kenia al incendiarse y explotar un oleoducto" y "Un muerto en una explosión en un complejo nuclear en Francia". Es cierto que la palabra "nuclear" provoca una especie de desasosiego multiplicado por sus potenciales consecuencias de largo alcance, pero no es menos cierto que para encontrar referencias a la primera noticia es necesaria una cierta labor de investigación mientras la segunda nos bombardea. Quizá es cierto que esa circunstancia pueda desvirtuar el argumento. De acuerdo, olvidémoslo. No es un ejemplo acertado.

Me quedaré entonces con que "algo que he leído" hoy me ha hecho pensar en la importancia de la comunicación para otorgar importancia a las cosas. Y la comunicación (o la información desde los medios, para ser más preciso) en este mundo en que vivimos se guía por la demanda. Quizá sea más acertada la comparación entre el dato de los 35.000.000 de muertos por hambre al año en el mundo y los 1,2 MM muertos en accidente de tráfico en el mismo espacio y tiempo y la atención que los medios dedican a uno y otro luctuoso caso. Simplemente los segundos nos caen mucho más cerca que los primeros y por tanto la relatividad actúa con su coeficiente corrector.

Los problemas nos acucian en función de lo próximos que los sintamos. En definitiva, de la probabilidad de que nos afecten directamente. Mientras en Camerún el 24% de las mujeres sufre la mutilación de sus pechos nosotros estamos angustiados por la caída de las bolsas, el paro, la subida de las hipotecas y la bajada de los sueldos. Probablemente en muchos de los casos a esas mujeres se les estén sumando los dos males: el hambre y la mutilación. Y seguramente unos cuantos más. Demasiada tensión entre extremos probablemente. Pero la información se sigue rigiendo, claro está que movida por la demanda de su audiencia, por el principio de relatividad. Y nos sigue presentando este escenario como muy lejano. Pero es más nuestra miopía que no nos deja ver más allá de nuestras narices que la distancia real.

Ahora viene Grecia y cada vez la sentimos más cerca. Seguramente a los romanos antes de la caída del imperio les importaba poco lo que pasaba más allá de donde se alcanzaba a oír la algarabía de sus orgías, pero algo pasaba ahí fuera. Quizá a nuestra sociedad le esté pesando demasiado Einstein y la miopía le esté haciendo olvidar a Edward Lorenz y su efecto mariposa. No sé vosotros, pero yo ya noto una cierta brisita en la nuca...